Historia

Desde hace años se tienen vestigios (al haberse encontrado aljibes de esa época en el término municipal) de la presencia de moradores Iberos, (primeros pobladores de la Iberia durante seis siglos, hasta la llegada de los Fenicios) algunos de nuestros escritores parece que se han complacido en exagerar las costumbres agrestes, groseras y aún crueles de nuestros primeros pobladores y moradores de España; pero la razón, desprovista de toda pasión no solo se resiste a adoptar estos raciocinios, sino que los contradice positivamente. Estos primeros Iberos tuvieron tiempo más que sobrado para aprender a manejar las artes de la agricultura y edificaban al modo de como lo habían visto en Babel, y de aquí sin duda aquellos muros y torres de paredes formaceas ó embutidas. Cuando llegaron los Fenicios  ya los vieron llenos de riquezas, capaces de cebar la avaricia de tan diestros traficantes: y las riquezas no son hijas de la barbarie y de la vida salvaje, sino que las produce la unión, la civilización, las artes agricultoras, el cultivo de las tierras y de las minas. La primera vez que pusieron los Fenicios los pies en España, en las costas de Málaga, se unieron los Iberos contra ellos y los obligaron a reembarcar: prueba de que tenían unión,  formas de gobierno y de cuerpos políticos.

Los orígenes nobles de  Casas de Haro al igual que  Carrascosa de Haro , Fuente el Espino de Haro , Rada de Haro y Villaescusa de Haro, su nombre se debe a su pertenencia al señorio del Castillo de Haro, del que dependía, y que perduró hasta 1575. Podemos hablar de la comarca de Haro en las tierras de la zona suroeste de la provincia de Cuenca, en la Mancha Baja y en la mancomunidad de San Clemente.

El señorío de Haro en Cuenca fue concedido por el rey Alfonso VIII( conquistador de Cuenca), a su Alférez mayor Diego López de Haro como recompensa tras la batalla de las Navas de Tolosa(1212). Así  comienza la defensa y repoblación del territorio de la parte alta del valle del Záncara que había sido conquistado a los almohades. Después el territorio forma parte del Priorato de Uclés, de la Orden de Santiago. Territorio rodeado por tierras del Marquesado de Villena.

Diego López de Haro. V ” el bueno”, señor de Vizcaya entre 1170 y 1214 .  Pretendiente al señorío de Vizcaya que nunca poseyó por ser su señor Beltrán Ladrón de Guevara que también lo era de Álava y Gipuzcoa. Don Diego aprovecha la mayoría de edad de Alfonso VIII para colaborar estrechamente a favor de Castilla. Será recompensado con importantes cargos castellanos y con el señorio de Vizcaya, pero no de Durango. Alfonso VIII ocupada Álava y Gipuzcoa y los pone bajo Diego López de Haro. De esta forma se hizo con el señorío de Vizcaya.

En 1177 había tomado parte en una expedición en la que los ejércitos de Aragón y Castilla cercaron Cuenca teniendo la dignidad del merinazgo mayor de Castilla. En abril de 1180 figura por primera vez condecorado con la Alferecía Real en un privilegio que dio Alfonso VIII al monasterio de Santa María de Huerta. Parece que debió surgir alguna desavenencia entre Diego y el rey castellano ya que no vuelve a aparecer con Castilla hasta el 1182. En 1185 tenía el cargo de alférez real y gobernador de toda La Bureba, de Castilla y La Rioja. Al mes siguiente posee los mismos títulos más la dominación de Nájera. Un año más tarde figura con los gobiernos de Belorado, Grañón y Nájera. En 1187 tenía bajo su persona, además de los gobiernos de Nájera, Rioja, Castilla y Bureba, los señoríos honorarios de Trasmiera y Asturias y la mitad de la ciudad de Burgos. Por estas fechas tendría también el señorío honorario de Aguilar y Monteagudo, concedido por su hermana Urraca, esposa del rey Fernando II de León.  Todo esto indica de su poderío. Toma parte en la batalla de Alarcos en 1195, donde Alfonso VIII sufre una dura derrota  a manos de los árabes. En los años siguientes suscribe con diversos cargos. Cuando Alfonso VIII de Castilla ocupa Álava y Gipuzcoa, Diego López obtiene el gobierno de Gipuzcoa y se hace con la tenencia de parte de la zona del Duranguesado. Queda constituido jefe superior de Álava y figura entre sus gobernadores hasta 1211. Murió el 16 de setiembre de 1214.